Wow, este fue el primer libro de Shea Ernshaw que leí y me enamoré completamente de su estilo. Esta novela se lee muy rápido y se disfruta en todo momento. Es Dinámica, los personajes son interesantes y los escenarios te hacen volar la cabeza.

Sin dudas, fue una de mis lecturas favoritas del año y ahora tengo muchas ganas de leer más historias de la autora.

Pero… ¿de qué se trata este libro? bien, aquí vamos:

Aunque todos dicen que es una bruja, solo Nora Walker sabe la verdad sobre su identidad. Ella y las Walker que la precedieron siempre han tenido una conexión especial con el bosque. Y es esa conexión especial la que lleva hasta Oliver Huntsman, el chico que desapareció algunas semanas atrás, durante la ventisca más violenta de los últimos años. Oliver tendría que estar muerto, pero sigue vivo, abandonado en el bosque sin recuerdo alguno del tiempo en el que estuvo desaparecido.

Pero Nora, gracias a su conexión, percibe un cambio en el bosque; una intranquilidad ante la presencia de Oliver. Y de pronto, se da cuenta de que su única alternativa es descubrir la verdad de cómo fue que el chico por el que ha llegado a sentir un profundo cariño sobrevivió en el bosque durante la ventisca y, lo que es aún más importante, qué lo había llevado allí. Sin embargo, lo que Nora no sabe es que Oliver también tiene secretos, y hará lo que sea por mantenerlos ocultos, porque resulta ser que él no fue el único que desapareció esa noche fatídica.

Acá pueden leer las primeras páginas.

Páginas: 320
Genero: Fantasía juvenil
Autora: Shea Ernshaw
Editorial: Puck

Disponibilidad: Todas las librerías del país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *