En busca del lacio perdido

La historia de mi pelo es compleja. De chiquita tenía el pelo super lacio, con unas pequeñas ondas en las puntas, con el paso del tiempo, el pelo de Barbie se fue transformando en una melena simil Diego Maradona, que -gracias a Dios- desembocó…